FAQ

Preguntas frecuentes

Hay preguntas sobre mochilas y fulares portabebés que siempre se repiten. Aquí encontrarás las respuestas a las preguntas más frecuentes, clasificadas por temas.

Con manduca First, manduca XT o manduca Duo, tu bebé se sentirá a gusto en todos los modelos desde un peso de 3.500 gramos.

Los modelos manduca First llevan integrado un reductor de asiento para los recién nacidos, y, con accesorios como el manduca Size-It, el portero de tu niño es aún más cómodo.

Con manduca XT y manduca Duo no se necesitan accesorios adicionales.

Puedes leer más sobre la mochila manduca para recién nacidos en el blog: manduca, ¿desde cuándo?

Con la manduca First y la manduca XT, tu niño irá de maravilla hasta un peso de 20 kg.

Tanto en posición frontal como lateral o a la espalda.

 Con manduca Duo puedes llevar a tu niño cómodamente por delante hasta los 15 kg.

Con los fulares manduca, tu bebé disfruta desde el primer día de tu cercanía y tu protección, pues te ofrecen la máxima comodidad hasta aproximadamente 9 kg.

Puedes leer más sobre la mochila manduca para recién nacidos en el blog: ¿Mochila o fular?

¡Por supuesto! La manduca First ofrece un reductor de asiento integrado y una ampliación del respaldo patentada. Además, se incluye la reducción de la base manduca Size-It, suave y acolchada, la ampliación de la base manduca ExTend de dos niveles, para niños más grandes, y la adaptación adicional del respaldo manduca ZipIn Ellipse.

La manduca XT ya incorpora la cremallera ZipIn para ajustar el tamaño. Además, nuestra mochila “todo en uno” ofrece una base ajustable gradualmente, por lo que se puede adaptar aún más fácilmente a bebés pequeños y grandes.

La manduca Duo también se puede adaptar gracias a su inteligente diseño, y el cinturón abdominal extraíble hace aún más sencillo el sistema de porteo. Cuando está abrochado, el peso de los bebés más pesados se distribuye uniformemente en la cadera.

A partir de aproximadamente cuatro o cinco meses, o con una talla 68, la mayoría de los bebés se pueden llevar en la mochila manduca sin reductor de asiento (y con la ampliación del respaldo cerrada). Lo determinante es única y exclusivamente la longitud de los muslos de tu bebé: cuando ya no se siente con las piernas cruzadas incluso sin reductor de asiento, es que ya es lo bastante grande. Esto ocurre cuando la mochila le llega de corva a corva, sin ir más allá.

Ya sea con mochila o con fular, en todos los portabebés de manduca, tu niño se sienta en la posición en M, la postura correcta ergonómicamente. La posición en M es la postura natural del niño para estar sentado y ser llevado, pues alivia de peso las caderas y la columna vertebral cuando todavía no están del todo formadas. Básicamente, mientras la postura sea la correcta, no puedes estar haciendo nada mal. Encontrarás toda la información necesaria sobre la colocación y el anudado correctos aquí.

Estar en brazos, la cercanía y el contacto corporal con los padres son necesidades básicas de tu niño. La seguridad y la protección favorecen su desarrollo y sientan las bases para su confianza básica. Por eso, nunca podrás mimar demasiado a tu niño por llevarlo con una mochila o un fular de manduca.

Los portabebés hacen más fácil el día a día, pues dejan las dos manos libres. Con tu bebé en la mochila o el fular manduca puedes hacer todas las labores del hogar, dar paseos, ir de compras, o hacer lo que te apetezca. Al estar tan cerca de ti, tu bebé se sentirá seguro y protegido.  Mientras los dos os sintáis bien, no hay limitaciones en el tiempo de porteo.

En todos los fulares y mochilas de manduca, tu bebé permanece sentado en la posición en M, la más correcta ergonómicamente.  Para ti también está garantizada la máxima comodidad de porteo: gracias a los suaves tirantes y al cinturón abdominal de forma anatómica de las mochilas manduca, el peso del bebé queda distribuido de manera ideal. La ampliación del respaldo patentada se puede adaptar individualmente al tamaño de tu niño.

Las mochilas y los fulares manduca destacan muy especialmente por su sostenibilidad, pues todos los materiales utilizados están libres de sustancias dañinas Siempre que es posible, preferimos utilizar para nuestros tejidos fibras enteramente naturales, como el cáñamo o el algodón orgánico, elaboradas y teñidas específicamente de acuerdo con nuestras instrucciones.

En nuestras instrucciones encontrarás todas las descripciones sobre cómo colocarte tu mochila o tu fular manduca en las diferentes variantes existentes.

La posición de la ranita es la postura natural que adopta instintivamente un recién nacido cuando se le levanta en brazos: Las piernas están dobladas, las rodillas suben hasta la altura del ombligo, y los muslos están ligeramente abiertos. La posición de la ranita es la postura natural del niño para estar sentado y ser llevado, por eso está recomendada por pediatras y ortopedas.

En las mochilas o en el fular manduca, el niño adopta esta postura ergonómicamente correcta, natural y cómoda. En la mochila o en el fular manduca, el niño adopta esta postura ergonómicamente correcta, natural y cómoda. La mochila manduca y el fular manduca Sling favorecen el desarrollo sano de las caderas de los niños, por lo que están reconocidas por el Instituto internacional de displasia de cadera como “producto saludable para la cadera”. La posición de la ranita también se denomina posición en M, pues el culito y las piernas del niño forman una M.    

Cuando tu bebé todavía es muy pequeño, sus pies y sus piernas deben quedar por dentro de la mochila. Cuando sea mayor, los pies y después las piernas le sobresaldrán cada vez más de la mochila (aunque sigas utilizando el reductor de asiento). Encontrarás más información sobre el reductor de asiento manduca en el blog.

Puedes llevar a tu niño a la espalda cuando pueda mantener la cabeza erguida de forma segura y ya no necesite un reductor de asiento. Cuando el niño ya quiere ver más cosas a su alrededor, o pesa cada vez más, puedes probar a llevarlo a la espalda. Para colocar a tu niño en la mochila a la espalda se requiere un poco de práctica. Al principio puedes probar frente a la cama o pedirle a alguien que te ayude.

Puedes llevar a tu niño de lado sobre la cadera en cuanto pueda mantener la cabeza erguida de forma segura. La ventaja de llevar al niño sobre la cadera es que tu espalda se mantiene recta, y no te acostumbras a una postura incorrecta. En nuestras instrucciones encontrarás todas las descripciones sobre colocación, anudado y porteo.

Lo mejor es que hables del tema con tu matrona, pues las molestias después de una cesárea pueden ser muy diversas. Tu propio cuerpo te dirá cuándo puedes empezar a llevar a tu bebé.

Se recomienda ajustarse al principio el cinturón de la mochila manduca en la cintura, para que no presione la cicatriz. Lo importante es hacer caso a tus sensaciones, y descansar en cuanto te sientas fatigada.

Puedes comprobar si tu mochila manduca está suficientemente apretada inclinándote. Tu niño debe quedar siempre pegado a tu cuerpo, y no separarse. Si tu manduca está demasiado suelta, puedes tensar un poco los tirantes.

¿Mochila o fular? En todos los fulares y mochilas de manduca, tu bebé permanece sentado en la posición en M, la más correcta ergonómicamente, y disfruta de tu cercanía y protección desde el primer día. En última instancia, la decisión en favor de un portabebés u otro siempre es subjetiva. Tú decides qué portabebés encaja mejor contigo y con tu bebé.

En resumen: la manduca First es nuestro modelo original, de eficacia acreditada y con muchas posibilidades de adaptación.

La manduca XT es nuestra mochila “todo en uno”, e incluye todas las características de adaptación.

La manduca Duo es una innovadora combinación de mochila y fular: en ella se combina lo mejor de dos mundos.

La manduca Sling es nuestro fular portabebés puro y duro, del material bielástico más agradable al tacto.

Encontrará amplia información sobre nuestros diferentes modelos en la entrada del blog sobre el tema ”Nuestra pequeña y adorable familia manduca“

 

Si registras gratuitamente tu manduca en nuestra web, en mymanduca care program, tendrás tres años de servicios adicionales de atención al cliente para tu mochila. En general, puede decirse que Tu manduca es un producto de alta calidad, que cumple los requisitos más exigentes de calidad y seguridad.

Aseguramos el funcionamiento perfecto de todos los componentes de la mochila manduca relevantes para la seguridad.  En el caso de que, en un plazo de tres años a partir de la fecha de compra, se estropee algún componente de tu manduca relevante para la seguridad (hebillas y costuras), se aplicará el mymanduca care program sin excepciones.

Otros componentes no directamente relevantes para la seguridad, como las cremalleras o los botones, también están cubiertos por mymanduca care program.

Aunque es raro que ocurra, si observas algún defecto de este tipo, ponte en contacto sin demora con nuestro servicio de atención al cliente. Dependiendo de los desperfectos, repararemos o sustituiremos las piezas defectuosas, te enviaremos gratuitamente los recambios necesarios, o te daremos una manduca nueva. En cualquier caso, el ticket de compra (fotocopiado o escaneado) te servirá como justificante.

El programa mymanduca care program cubre los siguientes componentes:

  • Hebillas
  • Cremalleras
  • Botones
  • Costuras
  • Cierres de velcro
  • Elásticos

El programa mymanduca care program no cubre los signos de desgaste normal en la tela.

Los signos de desgaste “normales” o “habituales” no están cubiertos por el programa mymanduca care program.
Tanto la tela exterior como el forro interior de la mochila manduca portabebés están hechos de materiales naturales, como algodón orgánico o cáñamo. Al igual que ocurre con unos vaqueros, la tela puede perder color con el tiempo, o si se lava con frecuencia. Este desteñido de los colores no supone un fallo; por tanto, no está cubierto mymanduca care program.
El deterioro normal y los signos de desgaste en la tela por su uso a lo largo de años tampoco están cubiertos.
Excepción: Naturalmente, si se producen alteraciones extraordinarias en la tela o en el color, puedes y debes notificarlo. Nuestro servicial departamento de atención al cliente encontrará una solución individual a tu medida.

El uso indebido no está cubierto por el programa mymanduca care program:

Para evitar cualquier duda, informamos del aviso legal habitual:
En caso de uso claramente negligente o inadecuado, nos reservamos el derecho a no reemplazar la mochila o algunos de sus componentes.
El programa mymanduca care program quedará anulado en caso de que la mochila haya sido teñida, blanqueada con productos químicos o transformada por el propio usuario. Si es así, nuestros empleados de atención al cliente decidirán individualmente en cada caso.
Un ejemplo: si una costura de tu manduca se rompe porque tú la has modificado o le has hecho un dobladillo, no estará cubierta por el programa mymanduca care program.
Otro ejemplo: si se estropea una hebilla de una mochila que tú has coloreado, naturalmente, sustituiremos esa hebilla (y nada más). En este caso, el teñido no guarda relación causal con el defecto en la hebilla.

Siempre sustituimos las hebillas, sin excepciones. Garantizado.

¿Por qué? ¡Por esto!
Llegados a este punto, realizamos un alegato en favor de la honradez de todos los clientes. Si pillamos la hebilla con la puerta del coche, por muy buena calidad que tenga la hebilla, se romperá; no obstante, te la sustituiremos. O si se te ha olvidado cerrar la hebilla antes de meterla en la lavadora, o si el perro la ha mordido...
Para nosotros es absolutamente esencial saber cómo y por qué se ha roto una hebilla. Si no hay una causa aparente, y se sospecha que se trata de un fallo del material, saltarán nuestras alarmas y nos pondremos en contacto directamente con el fabricante de las hebillas y con los centros de producción para comprobar el lote.

Las mochilas y los fulares manduca se pueden lavar en la lavadora.

Recomendamos utilizar un programa de lavado a 30º y un detergente suave. Antes del lavado se deben cerrar todas las hebillas, extraer la capucha de la bolsa y, a continuación, no secarla en la secadora ni bajo la luz directa del sol. En caso de pequeñas manchas, recomendamos lavarla a mano.

En verano, cuando la temperatura es alta, deberías llevar a tu bebé con ropas frescas; por ejemplo, un body, una camiseta y unos pantalones cortos. En invierno, mantienes calentito a tu bebé en la mochila o el fular poniéndole suficiente ropa. Sobre todo, asegúrate de que la cabeza y los pies de tu bebé estén siempre bien protegidos contra el frío (y frente al sol en verano). Para una protección adicional contra el frío, el viento y la lluvia, ofrecemos cobertores y chaquetas de porteo de la familia de productos manduca, que mantienen bien abrigados a los bebés y a sus padres, y ofrecen la suficiente protección.

Acceso directo a la tienda manduca.

Puedes llevar a tu bebé en la manduca Duo nada más nacer (recién nacidos a partir de 3.500 g de peso corporal). Así tendrá una postura ergonómicamente correcta desde el principio, se beneficiará de la comodidad y la cercanía tan importantes para él y estará colocado de forma completamente segura gracias a la protección antideslizante.

Muy fácil: con el Duo Clip en los tirantes del sistema de porteo, podrás colocar a tu bebé en su sitio de forma rápida y sencilla. Con las anillas laterales puedes apretar el fular como si fuera una bandolera hasta ajustarlo a tu medida, y asegurarlo con un nudo sencillo. Y ya tienes a tu bebé cómodamente colocado en la manduca Duo.

Sí: con la manduca Duo y su click & tie system, único en el mercado, tendrás las ventajas de un fular y de una mochila en un solo sistema de porteo. Tu bebé disfrutará del beneficio emocional al estar en contacto contigo y tú, de la máxima flexibilidad gracias a su facilidad para ponértelo y quitártelo.

La manduca Duo ofrece dos formas de porteo: con y sin cinturón abdominal. El cinturón abdominal para el porteo de bebés de mayor peso es muy sencillo de usar: se cierra con una cremallera y listo. En los primeros meses de vida, mientras tu bebé todavía pesa poco, puedes prescindir del cinturón abdominal. Tras un parto por cesárea, las madres pueden renunciar a él para evitar una presión extra sobre su vientre aún sensible. La manduca Duo está concebida solo para su uso en posición frontal, y está optimizada para esta forma de porteo.

Sí, la manduca Duo es tan sencilla y cómoda de manejar que sirve tanto para principiantes como para expertas y expertos en porteo.

¿Tu pregunta no aparece aquí?

En ese caso, plantéala simplemente en el grupo de Facebook manduca-mia: Aquí tus preguntas serán respondidas muy rápidamente.